25 de febrero de 2024
INTERNACIONALES

ANTE LA LLEGADA DE UNA TORMENTA TROPICAL, LAS AUTORIDADES DE MIAMI DEMOLIERON LO QUE QUEDABA DEL EDIFICIO QUE COLAPSÓ

Se temía que el fenómeno meteorológico pudiera causar derrumbes no controlados. Al momento hay 24 muertos y 121 desaparecidos. Las tareas de rescate se van a retomar el lunes.

Ante la llegada de la tormenta tropical Elsa, las autoridades demolieron la estructura que quedó en pie del edificio Champlain Towers South de Surfside, cerca de Miami Beach, que colapsó el 24 de junio y causó al menos 24 muertos y 121 desaparecidos.

La explosión controlada tuvo lugar pasadas las 23.30 (hora Argentina). El objetivo era tirar abajo lo que quedaba del edificio antes de que llegara la tormenta tropical Elsa a la Florida, prevista para este martes y que se temía pudiera causar derrumbes no controlados en las ruinas del complejo.

Las tareas de búsqueda de sobrevivientes fueron suspendidas el sábado para realizar las tareas de preparación para demoler lo que queda del edificio colapsado en plena madrugada del jueves 24 de junio.

Se espera que tras la demolición, se reanuden las labores de rescate.

Las familias fueron informadas previamente

Ray Jadallah, jefe de operaciones del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, dijo que la decisión de demoler lo que quedaba del edificio fue informada previamente a los familiares de las personas desaparecidas.

“La demolición nos ayudará a continuar con la búsqueda. Esta parte del edificio que aún está en pie ha impedido realizar el trabajo de los socorristas en esa zona”, dijo la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Con la tormenta tropical Elsa amenazando el Caribe y ante los pronósticos de que llegue al estado en los próximos días, el gobernador de Florida Ron DeSantis dijo que el edificio en Surfside era “inestable” y “endeble estructuralmente” por lo que la demolición era lo más prudente.

Cómo fue la demolición

La demolición se realizó con pequeñas detonaciones en varios lugares de la parte de la estructura del edificio. Las autoridades locales establecieron previamente un perímetro para asegurar la zona.

El equipo a cargo de la operación perforó varios agujeros en las columnas de soporte en el primer y segundo piso del edificio y colocó explosivos.

Es la segunda vez que los rescatistas interrumpen las labores de rescate. El jueves pasado en la madrugada fueron suspendidas ante el riesgo de derrumbes, pero 15 horas después las tareas fueron reanudadas.

Deja una respuesta