26 de febrero de 2024
BERISSONOVEDADPOLÍTICA

A 13 años de su fallecimiento
Raúl Alfonsín, un legado para todos los tiempos

El 31 de marzo de 2009 fallecía Raúl Alfonsín. Nos dejaba físicamente el hombre que se había transformado en sinónimo de democracia. Una vida entera al servicio de nuestro país, un verdadero demócrata y claramente un patriota.
La historia de vida de Raúl Alfonsín es un claro ejemplo de la lucha por lograr una verdadera estabilidad democrática en nuestro país. Enfrentó a las dictaduras desde aquel libro “Inédito” con artículos sobre la dictadura instaurada en 1966, sostuvo incansablemente una solución democrática para los años 70 y presentó todos los habeas corpus que pudo durante la dictadura militar implementada desde 1976.
Así, su firmeza y coraje lo hicieron protagonista de la restauración del sistema democrático a partir de 1983. Era Alfonsín, sin lugar a dudas, la puerta de entrada a la vida que necesitabamos los argentinos luego de la noche trágica de la dictadura militar. Creó la Conadep que generó el Informe del Nunca Más, impulsó el histórico Juicio a las Juntas Militares, enfrentó los levantamientos militares durante su gobierno entendiendo que debía hacerlo para consolidar la democracia, resistió los embates de catorce paros generales, durante su gobierno surgieron leyes fundamentales como las de divorcio vincular y la patria potestad compartida, entre otros tantos logros que perduran en la memoria colectiva. Un golpe económico apunta al corazón del gobierno constitucional y, sabiendo que había que preservar la continuidad democrática, resigna el cargo de Presidente. De esta manera ocurre un hecho que no se daba hacía más de 60 años: la entrega del poder de un presidente democrático a otro presidente elegido por el pueblo.
Dejó de ser Presidente pero la lucha continuó. Fue un faro durante el neoliberalismo del gobierno peronista de Carlos Menem. Logró conducir la reforma Constitucional de 1994 siendo uno de los mayores ideólogos de los principios incorporados a nuestra carta magna.
Y siguió luchando, defendiendo las ideas de libertad e igualdad, fortaleciendo la democracia en cado paso, fomentando el diálogo con todos los sectores democráticos.
Hoy su figura se agiganta con el correr de estos tiempos. La sociedad argentina se encuentra sumida en una gran crisis en la que la pobreza es la principal deuda de nuestra democracia. Lo sostenía Alfonsín: la democracia es incompleta si no resuelve la cuestión social. Este es el desafío de nuestro tiempo. Y podemos decir sin temor a equivocarnos que el legado de Alfonsín perdurará para todos los tiempos y su lucha de una democracia con contenido social es la bandera que debemos levantar en este siglo honrando la memoria de Raúl Alfonsín.
Jorge Nedela, Presidente de la UCR de Berisso. Intendente (MC).

Deja una respuesta