Los jóvenes que se electrocutaron en el tren uno es de Berisso y el otro de La Plata

NOVEDADES TODO BERISSO

Viajaban en el techo de una formación que volvía de Mar del Plata a Constitución. Uno de ellos, de 18 años, sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo y está internado en terapia intensiva.

Unos 25.000 voltios. Esa fue la descarga que recibieron dos jóvenes esta mañana, cuando viajaban en el techo de un tren Roca que volvía de Mar del Plata. La electricidad provenía de la catenaria, esa línea aérea de la que toman corriente los ferrocarriles eléctricos. Ambos sobrevivieron, aunque uno de ellos fue internado por quemaduras graves y está en terapia intensiva. El misterio ahora es cómo lo lograron, cuando hay muertes por electrocución con mucho menos voltaje involucrado.

Una de las teorías es que ambos amigos no tocaron la catenaria directamente, pero sí terminaron quemados por la energía que esta irradia. Voceros de Trenes Argentinos Operaciones explicaron  que no hace falta tomar contacto con esa línea para sufrir heridas: su radio de acción puede llegar hasta medio o un metro.

“Suponemos que los hombres nunca llegaron a tocar la catenaria pero se electrocutaron igual, aunque con consecuencias menos graves. Pudo haber sido el amplio radio de acción de la misma o bien que la hayan tocado con una mochila, por ejemplo. Si hubieran hecho contacto directo, no habría habido posibilidad de que sobrevivieran”, explicó uno de los voceros de la empresa.

Con esta postura coincide Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, quien precisó que, “en instalaciones de alto voltaje, como este caso, la temperatura puede llegar a hasta 5.000 grados y la quemadura que provoca es muy grave. Además, la electricidad puede producir un paro respiratorio y cardíaco”.

En efecto, uno de los heridos sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo, de la cadera hacia arriba: torso, cabeza, cuello y miembros superiores. De acuerdo con la información oficial, está en terapia intensiva del Hospital Fiorito, en Avellaneda. Según se pudo saber , se llama José Fonseca, tiene 18 años y vive en el barrio Villa Progreso de la Franja de Berisso. Junto a él viajaba Ciro Ferreyra, de 20 años y seria de La Plata (Los Hornos).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *