JUSTICIA? CASO EMILIO BLANCO – CHASCOMUS – 1997 – 2020

NOVEDADES POLICIALES

El 28 de septiembre del año 1997 fue encontrado el cuerpo de EMILIO BLANCO, fallecido en las vías del ferrocarril en la zona céntrica de la ciudad de Chascomus, al efectuársele la operación de autopsia por peritos del C.I.T de la ciudad de Plata, arrojo como resultado que el fallecimiento se debía a un accidente ferroviario.

A partir del día miércoles 5 de Enero del cte, se ha hecho cargo de la defensa de Fermin Basualdo, único detenido en el caso por el homicidio de Emilio Blanco, el Dr Jaime Doveton de la ciudad de Dolores, no siendo poca la sorpresa que al dirigirse al juzgado de Ejecución comprobó que ahí su defendido, NO figuraba como penado, siendo que anteriormente le habían manifestado que SI lo estaba, pero luego resultó que desde alli manifestaron que «se habían confundido», ante esta circunstancia se dirigió el letrado, a la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de la ciudad de Dolores, donde pudo comprobar que Fermin Basualdo NO había sido notificado personalmente, como así lo dispone la norma de rito, de la sentencia del Recurso de Queja presentado ante la C.S.J.N. bajo el Expediente,
CSJ 001446/2017_00 Fermín Eleodoro Basualdo, s/ Recurso Extraordinario de Inaplicabilidad de Ley, con sentencia inadmisible de fecha 28 de
agosto del 2018. Lo que advierte que a casi dos años de dicha resolución todavía NO está enterado legalmente, viendo cercenando sus derechos una vez más. Anteriormente la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Dolores había OMITIDO NOTIFICARLE PERSONALMENTE otra resolución anterior, emanada por la SCJBA, haciendo de este modo que quedara firme arbitrariamente su sentencia, no se había contemplando lo establecido por el arts. 125 del CPP y arts. 1, 5, 14,
16, 18, 31, 33, 117,118, 123 y 126 18, y 33 C.N. cercenando sus derechos de defensa en juicio, sufriendo arbitrariedad por indefensión y a la libertad personal y presunción de inocencia, (ARTS. 7.3, 7.5 Y 8.2 EN RELACIÓN CON EL ARTÍCULO 1.1, CADH.) habían dado por firme desde la Cámara Penal de Dolores, una sentencia que NUNCA lo estuvo. Asimismo, pudo comprobar el Dr. Doveton que los defensores oficiales que hasta ese momento habían sido designados para la defensa de Basualdo, siendo el Dr. Arias Duval, Dra. Verónica Duarte y Dra. Camaño se distraían negligentemente, no dando respuestas a término a los traslados, y no haciendo llegar las resoluciones de la CÁMARA DE GARANTÍAS, las que únicamente solo se hacían efectivas a través del expreso pedido del imputado, después de un mes y medio, todo en detrimento de la justicia y a negar cualquier derecho a defensa para que continúe la aberración jurídica cometida.

2 comentarios sobre «JUSTICIA? CASO EMILIO BLANCO – CHASCOMUS – 1997 – 2020»

  1. Debemos agregar, testigos pagos que cambiaron sus declaraciones iniciales; ADN que no concuerda con el victimario, ya que era FEMENINO; Peritos que se desdijeron en el juicio de sus mismas conclusiones en la causa; personas de suma importancia que no fueron llamadas a a declarar al juicio,como el Oficial de Servicio de esa noche, el mismo Comisario que ahora llevan a juicio por una figura penal inexistente. Solo falta leer el expediente que consta de más de 70 cuerpos, donde no hay uno solo que sitúe a Basualdo en el lugar de los supuestos hechos, la Comisaría, donde había al menos 20 personas entre detenidos, personal policial y del Ministerio de Salud de Operativo Alcoholemia esa noche ¿Raro, no? que nadie vio ni sintió nada estando a menos de 3 metros de donde supuestamente estaban torturando al menor, que parece que era ciego, sordo y mudo porque nunca dijo que era «hijo de un policía que trabajaba en la misma dependencia» Oscuros Intereses Políticos y Eclesiásticos, dijo el primer juez de la causa. Además debemos contar con el Ayudante de Guardia, Cabo Héctor Durán que presionado, mintió y le hicieron elaborar una historia luego de 17 horas de «interrogatorio», merced a lo cual, quedó con traumas psicológicos de por vida, constando en la misma causa, las denuncias formuladas al respecto, pero todo esto y mucho más, fue ignorado por los jueces que tomaron los dichos de la testigo «estrella» pagada con dineros del Municipio «parecido, medio parecido al imputado» y para los Fiscales, Querella y Jueces PARECIDO ES IGUAL Y……MARCHE PRESO, aunque al menos 4 testigos que tampoco declararon en el juicio sobre este aspecto, lo vieron en el mismo horario en que estaban torturando a Emilio, en una Bailanta. «Cosas Vederes Sancho que Non Crederes» Don Quijote.

  2. Cuando la Justicia no funciona ocurren estas cosas, víctimas inocentes reclamando por sus derechos negados por vaya uno a saber que acuerdos «non sanctos» y para proteger a quien, pero lo que si se sabe es que hay un inocente preso y sigue reclamando su libertad robada por la injusticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *