DECLARA EL POLICÍA CHOCOBAR EN EL JUICIO POR EL HOMICIDIO DE UN LADRÓN QUE ASALTÓ A UN TURISTA EN LA BOCA

NOVEDADES

El policía bonaerense Luis Chocobar declarará hoy en el juicio que se le sigue por el homicidio a balazos de un delincuente que asaltó a un turista estadounidense en diciembre de 2017 en el barrio porteño de La Boca, informaron hoy fuentes judiciales.

La audiencia comenzará hoy  en el Tribunal Oral de Menores (TOM) 2 con el testimonio del efectivo que, de manera presencial, dará su versión del hecho en el que mató a Juan Pablo Kukoc (18).

Fuentes judiciales informaron a Télam que los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete dispusieron, en tanto, que los alegatos de las partes empiecen el miércoles 12 de mayo y que a fin de mes se dé a conocer el veredicto.

El tribunal escuchará por primera vez a Chocobar luego de haber recibido días atrás el resultado de un peritaje realizado por expertos de la Unidad Criminalística de Alta Complejidad de la Superintendencia Federal de Policía Científica sobre un plomo calibre 9 milímetros que fue hallado durante la autopsia al cadáver de Kukoc y que no había sido estudiado.

«El análisis de dichas características detectadas permite inferir que no se trata de una deformación plenamente atribuida al impacto directo contra el fémur del occiso, sino producto de un rebote previo contra una superficie rugosa y/o irregular», precisaron los expertos en las conclusiones que le entregaron al TOM 2.

Para el abogado Fernando Soto, defensor de Chocobar (33), la pericia coincidió con los dichos del policía que esta mañana volverá a ratificar que en esa ocasión disparó hacia el suelo y no directamente al cuerpo de Kukoc.

De acuerdo al informe de 10 páginas presentados al TOM 2, el disparo «podría haberse realizado a una distancia cercana a los siete metros entre el arma de fuego y quien recibiera el disparo».

Además, entre los testigos que declararon en el juicio que comenzó el 9 de octubre del año pasado, el turista estadounidense Frank Wolek (60) aseguró por videoconferencia desde su país que los delincuentes lo atacaron por detrás y que en un principio creyó que eran trompadas que le daban en el estómago y en el pecho, hasta que se dio cuenta que lo estaban apuñalando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *