Los estremecedores detalles del doble crimen de Los Hornos

NOVEDADES POLICIALES

Tras los dos atroces asesinatos cometidos en la localidad de Los Hornos, ahora se conocieron mayores precisiones de lo ocurrido. Antecedentes de violencia, el trato con los vecinos y un final trágico:

El horror todavía deja consternados a los vecinos de la localidad de Los Hornos, que el lunes pasado fueron testigos de un brutal hecho, en donde dos personas fueron salvajemente asesinadas por un policía, que después se suicidó de un disparo en la cabeza.

Las víctimas fueron identificadas como Florencia Sandoval (pareja del implicado) y Cielo de Lucca, una vecina. Las jóvenes, de 23 y 20 años respectivamente, murieron al ser atacadas a balazos por Juan Ignacio Soto, un efectivo de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI).

Según informaron fuentes a Trama Urbana, Florencia y Juan estaban en pareja desde hace dos años. Ella tenía dos hijos de 4 y 2 años de una pareja anterior, resultando estos pequeños testigos de la sangrienta escena. Por su parte, a Cielo solo la conocían de vista, ya que vivía en el mismo terreno, y se cree que el sujeto la mató por haber sido testigo del crimen.

Si bien los vecinos aseguraron que “se los veía muy felices” y que eran “unos vecinos comunes y corrientes”, otras fuentes aseveraron que “él era muy celoso” y que ella “no hablaba mucho de la relación”. Asimismo, agregaron que Soto era “soberbio e intimidante” y que la sometía a golpes y amenazas.

“La manipulaba”, detalló la fuente. “Le ponía la pistola arriba de la mesa y le decía ¿Dónde anduviste? Te voy a matar, a vos y a tus hijos. Tengo entendido que ella estaba por dejarlo”, agregó. No obstante, cabe mencionar que no existían denuncias formales contra Juan Ignacio Soto.

La secuencia del horror

Todo sucedió alrededor de las 15. El propietario del terreno, que también vive en el mismo lote, escuchó disparos y se asomó a ver qué sucedía. Allí vio al implicado sosteniendo un arma y este le dijo que había matado a todos.

Si bien aún se está en plena investigación, voceros indicaron que una de las hipótesis con mayor fuerza es la de que Soto asesinó a la joven por celos y que después le disparó a su vecina cuando ésta salió a ver qué sucedía y se encontró con la macabra escena. Para evitar que lo delate, también la acribilló.

Luego de esto, el sospechoso huyó y el frentista fue a ver qué había sucedido, tras lo cual encontró los dos cuerpos y de inmediato dio aviso al 911. Si bien Florencia todavía seguía con vida al ser encontrada por los vecinos, ella falleció a los pocos minutos. Por su parte, Cielo ya estaba muerta desde mucho antes.

Asimismo, los pesquisas consultados por diario Hoy indicaron que el individuo mató a su pareja de al menos cuatro balazos y a Cielo de Lucca de al menos un disparo que ingresó por debajo de una axila. Todas las detonaciones se realizaron con una pistola usada Berta Thunder 9 mm, o sea, el arma reglamentaria del efectivo.

Cabe recordar que el sujeto, después de huir de la escena, se dirigió en su auto hasta la casa de sus padres, ubicada en la zona de 166 y 60, donde al verse rodeado por la Policía terminó dándose un tiro en la sien. Si bien sobrevivió al disparo inicial y fue trasladado al hospital San Martín, murió en el nosocomio a causa de sus graves heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *